¿CÓMO TE VAS A COMPORTAR ANTE LOS NUEVOS ESCENARIOS EMERGENTES?

El 65% de las profesiones más demandadas en los próximos 20 años aún no existen, según un informe del Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

Por otro lado, 700 trabajos actuales desaparecerán en 20 años, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Oxford, publicado en “The Economist”.

Estos dos impresionante datos nos hacen reflexionar sobre el futuro del trabajo, en un país como el nuestro, donde es un problema endémico, básico. Si queremos progresar económica y socialmente, necesitamos reducirlo y eliminarlo. Y la clave es un cambio de paradigma. Enfocarse en el pasado e incluso en el presente no soluciona el problema. Necesitamos mirar al futuro y no llegar tarde, como es habitual, a los nuevos escenarios que ahora empiezan a emerger. La impresión en 3D, la robótica avanzada, los nuevos materiales o el Internet de las cosas son algunos de ellos. La capacidad de anticiparse al futuro y construirlo es ya una competencia clave para el éxito de organizaciones y directivos. La clave es focalizarse en el negocio de hoy mientras vamos creando el negocio de mañana.

Para saber cuál es el futuro del mercado laboral en el mundo y en nuestro país, aquí y allá, no necesitamos consultar una bola de cristal ni mirar arriba, hacia las estrellas, esperando una respuesta. Necesitamos poner atención e intención al escuchar a los expertos que nos están diciendo cómo es el futuro que está por llegar y leer los estudios de diferentes organizaciones del mundo que se dedican a investigar los nuevos escenarios que pronto llegarán. Y, por supuesto, aplicarlo e integrarlo en nuestro mundo laboral y social.

Nuestro país necesita cambiar la relación de las empresas y los directivos con su futuro si queremos bajar del 18.2% de tasa de paro y llegar, por ejemplo, al 3.8% de Alemania.