La expansión de las máquinas inteligentes

 

NAO-Robot

Es uno de los escenarios de ese futuro que ya empieza a emerger.

La automatización del trabajo apartará a los trabajadores de las tareas rutinarias y repetitivas. En pocos años  necesitaremos cambiar la relación con nuestras herramientas porque nuevas máquinas inteligentes formarán parte de hogares, fábricas y oficinas de una manera inédita hasta ahora, en lo cualitativo y en lo cuantitativo. Veremos estas máquinas en la seguridad, la medicina, el comercio, la formación y en muchos otros ámbitos de nuestra vida.

Este cambio trascendental  nos planteará muchas preguntas poderosas: ¿qué es trabajar? ¿cómo podemos trabajar los humanos? ¿en qué somos únicos? ¿cuál es nuestro valor añadido respecto a las máquinas?

Estas máquinas ocuparán el sitio de muchos humanos pero también colaborarán con nosotros y, de esta manera, nos mejorarán, entrenando nuestras habilidades. Todos estos grandes cambios transformarán el mundo del trabajo y  elevarán los estandards laborales.

La robótica tendrá una gran fuerza: aumentar nuestras capacidades y competencias. Es el inicio de una nueva era en la que humanos y máquinas vivirán en un espacio de colaboración y co-dependencia.

Un buen ejemplo es el robot de la foto, Nao. Recientemente se ha incorporado al staff del banco japonés Mitsubishi para dar información sobre los servicios del banco,  sustituyendo a las personas que realizaban esa tarea.